17/4/09

Una dama newyorkina.


Fue la reina evanescente y de lengua afilada de el hotel Algoquín. En tiempos de el jack y de presuntos caballeros con borsalinos ;cuando la burguesía de entreguerras se empeñaba casi en su plenitud en conseguir y acumular dinero,su talento de avispa agraciada sembró paginas de Vanity Fair,Vogue y The Saturday Evenig Post, pero sería en la elitista The New Yorker,en la que genios como el de T.Capote o J.D.Salinger también dejarían su estela,donde-con textos como "El banquete de sapos"- se vaciaría por entero.En el Salón Rosa de dicho hotel,sobre el lugar que ocupaba, entre bebedores como Faulkner o R.Sherwood -miles de establecimientos eludían la Ley Seca en el New York de los veinte-todavía puede leerse:"Me gusta un martini/como mucho dos/en el tercero estoy bajo la mesa/y en el cuarto bajo el anfitrión". Dorothy(Rothschild)Parker,con apellido legado por un marido suicida,fue la aguda convidada de las mansiones de Long Island,en las que cosechó amantes y más de una curda,el afectado mundo que Scott Fitzgerald retrataría en ´El Gran Gatsby´,apuró noches de farra entre garitos de la Quinta y la Sexta recalando,para un penúltimo trago,en un lupanar de la Calle 54 al que,en complicidad con Robert Benchley,dotaría de una biblioteca.Tierna,dura e inaprensible,en un viraje incomprendido por su entorno,denostó de viva voz junto a J.D.Passos la ejecución de Sacco y Vancetti,momento en el que las luchas obreras y,mas tarde,la militancia antifascista se tornaron el centro de su actividad. Su paso por Holywood,donde ejercería de guionista,entre otros,para George Cukor(Ha nacido una estrella) o Alfred Hichcock(Saboteur) sería truncado por el Comite de Actividades Antiamericanas que acabaría encarcelando a su amigo,y maestro de el genero policial ,Dashiell Hammett.Su inclusión en listas negras sopesaba casi novecientos folios,reunidos en cuatro años por el F.B.I, con su actividades y las de su marido A.Campbell,incluyendo reuniones con dirigentes sindicales,a veces en presidio, o con refugiados españoles en México.Solo a principios de los sesenta se olvidó,de un modo tímido,ese estigma,cuando restaban apenas seis años para que
una camarera la encontrase muerta,acompañada por su perro,en el hotel Voley de Manhattan.
Entre las aforismos que acuñó-nadie tendrá claro si con acierto-:"Tres son las cosas que tendré hasta la muerte:risas,esperanzas y un puñetazo".Un poco de cada una aún corcovea,en su mordaz estilo,para cualquiera que le dedique su tiempo.

6 comentarios:

Fiebre dijo...

Llevo días siguiendo este post, desde el google Reader hasta cuando quisiera ver la luz...

Y te juro que esperaba el final entre paréntesis:
Artículo X de Jose Luis Alvite.

(A mi no me engañas, tú te has encontrao a Alvite en Marbella y lo has convencido para que haga una entrada en tu blog)

Alan, esto se merece. Irse hoy a la cama y volver a encender el ordenador mañana y perderse en los enlaces, y ponerme de fondo el CD de Glenn Miller...
Eres grande pirata. Muy grande.

magic dijo...

Digo lo mismo que Fiebre, llevo esperando este artículo días, espectante ... y ahora maravillada, desde luego con la música apropiada y ese aire de novela de Connolly... mágia ¡¡
Un abrazo ¡¡¡

PD. No sabes, el árabe me trae de cabez, estoy en ello,pero cuesta lo suyo¡¡¡

Esmaliat dijo...

Sobre los guiones cinematográficos de la Parker, decir que "Ha nacido una estrella", de Cukor, es una peli de factura muy académica pero la trama es un pestiño de cuidado que acusa el paso del tiempo cantidá, mientras que la citada película de Hitchcock es una obra menor a caballo, por temática, entre "39 escalones" y "Con la muerte en los talones", que ,éstas sí, son dos de las muchas obras maestras del genial don Alfredo.

Alan dijo...

Fiebre,Magic,me habeis abrumado..generosas(icono colorao)
(Las anchoas de el Cantabrico y las paletillas que apalabramos ya han salido por correo...)
Lo de Glenn Miller viena al caso,ademas de por la época,porque la primera grebación de esta orquesta en 1932 era un poema de D.Parker,"Como iba yo a saber que esta felicidad era el amor",que tambien escribio algunos de los temas de Irving Berlin y Cool Porter.
Esmaliat,estas hecho un cinefilo de pro...la Parker se paso años escribiendo guiones a destajo,casi a tanto la pagina,en los boxes de la MGM;el guion original de "A nacido una estrella lo escribió,y fue rodada,por Willian A.Wellman y Cukor lo retomo casi veinte años despues porque el producto funcionaba.
A veces de novelas malisimas y guiones no muy brillantes salen peliculas de fuste como "Tener o no tener"

Alan dijo...

Como el enlace de Cool Porter no funciona arriba,aquí lo dejo.

Esmaliat dijo...

Fe de erratas: mi comentario se refería a la primera versión, la de William A. Welman, que es la que tengo yo en mi colección en dvd. Protagonizada por Janet Gaynor, es un producto de consumo donde lo mejor es el perfil autodestructivo de ella, lamentablemente rasgo poco explotado del personaje. La de Cukor no recuerdo ahora si la he visto. El error se debe a haber escrito el comentario sin consultar primero.En fin, La peli en cuestión no deja de ser un pestiño. Saludos.
P.D.¡Que mejor que dedicarse al cine, la música, o el arte en general! Es la chispa de la vida (y no la coca-cola)